Educación por encima de todo

Resumen:

En este proyecto se pretendía cubrir un hueco enorme en nuestro sistema educativo que dejaba desamparados, ante un derecho tan fundamental como es la educación, a muchos niños por temas burocráticos. Nos encontramos con un verdadero problema de materiales y nos hicimos eco de las necesidades que nos comunicaron los maestros que intentaban dar las clases a esos pacientes para que su vida fuese lo más normal posible. Las necesidades eran las más básicas para poder impartir una clase pero lo que de verdad necesitaban eran 3 tablets para poder impartir la clase a los niños que por circunstancias no podían desplazarse a la clase o estaban conectados a una máquina.

Nos pusimos manos a la obra y conseguimos mucho más que tablets.

Candidatura: Educación por Encima de Todo

Representante: TEB

Desarrollo:

TEB conoció a Paco, uno de los maestros del Hospital Infantil Virgen del Rocío, gracias a ACEIA en un mes de abril del 2018 celebrando el Día del Libro con los niñ@s hospitalizados. Nos comentó que por diferentes razones, más bien burocráticas, a los niñ@s del Hospital y sobre todo a los maestros, les resultaba muy complicado impartir clases por la falta de material escolar, hasta el momento desarrollaban las clases con esfuerzo e imaginación. Usando sus propios móviles o con muy poco material. Lo que de verdad necesitaban eran 3 tablets, solo 3, para poder impartir las clases a los niñ@s que no podían desplazarse a la clase, bien porque estaban conectados a una máquina o bien porque no podían salir de la cama y a educación de estos niñ@s se hacía muy complicado. Cogimos el testigo y nos lanzamos a organizar una colecta entre nuestros alumn@s y conseguir las 3 tablets que no nos parecía tan difícil de conseguir ya que solo costaban un poco menos de 500 €. Dejamos unas huchas en cada centro y repartimos muchos sobres entre el alumnado, además pusimos información visual en las academias para que los papás supiesen para que era el dinero recaudado y dejamos una semana para empezar a contabilizar.

Alcance:

La sorpresa fue mayúscula, había sobres con 0’50 € y otro con hasta 100 € y después de cerrar la actividad seguían llegándonos sobres. La recaudación consiguió mucho más que los 500€ alcanzando más de 1300 €. Por supuesto compramos las 3 tablets y la cuestión era que hacer con el resto, así que contactamos con Paco y nos dio una larga lista de material escolar que era otra urgencia para sus alumn@s.

Conclusión / Resultados:

Lápices, gomas, purpurina, libros para lectura, cartulinas, folios ¡¡blancos¡¡ ya que los que usaban eran reciclados, pegamento, altavoces, ceras, rotuladores, etc, etc. Realizamos un acto de entrega y la alegría de tener el material era patente. Su presupuesto en material no llegaba a los 100 € al año y por el hospital pasaban alrededor de 2000 niñ@s en un año, por lo que como nos dijo Paco “La ayuda fue como caída del cielo”. Al cabo del tiempo nos remitió una carta de agradecimiento en nombre de sus niñ@s, sus compañeros y sobre todo de él, pero no fue solo a nosotros como entidad, la carta iba dirigida a todos los alumn@s de nuestro centro, creo que eso fue el mejor agradecimiento que podíamos recibir.